Viernes 23 de junio de 2017 - 5:38 PM

Lerche compraba celulares que pagaba Colón

GermanLerche3

El ex presidente Sabalero compró tres celulares de alta gama para obsequiárselos a familiares: lo increíble es que los gastos del equipo, e incluso de las líneas, corrían por cuenta de Colón. La nueva dirigencia se encontró con esta sorpresa y decidió dar de baja las líneas la semana pasada. 

"Usaremos la economía hogareña, como cada uno de nosotros lo hace en nuestras casas. A partir de ahí generaremos las bases y los cimientos para una institución que debe seguir creciendo. Para eso, será fundamental la conducta moral de quienes vamos a ejecutar este eje de gobierno", prometía Germán Lerche en una entrevista con el diario El Litoral, en sus primeros días como presidente de Colón, allá por el año 2006. El desastre al que llevó a la institución fue a contramano de su progreso personal, tal como lo refleja este artículo. 

La conducta de aquel promisorio militante de la Unión Cívica Radical quedó, una vez más, al descubierto. Durante su última etapa en Colón compró tres celulares de alta gama: dos Samsung SIII (de casi 4000 pesos) y un Samsung SIII Mini (de 2600 pesos) para regalárselos a familiares. Todos con un abono mensual. ¿Cuál es el dato sobresaliente? Que los gastos por la compra de esos tres equipos e incluso el costo mensual de la línea estaban a cargo del Club Atlético Colón. Las líneas que pagaba el club en total eran más de 20.

La nueva dirigencia que encabezan Eduardo Vega y Víctor Godano se encontró con esa sorpresa y decidieron dar de baja las líneas el jueves pasado. No es la irregularidad más grave con la que se toparon hasta el momento (de hecho casi no existe documentación de la gestión que encabezaron Lerche, Rubén Moncagatta y compañía) pero refleja claramente de qué manera se manejó la comisión directiva anterior, y explica en parte por qué Colón pasó de ser un club ordenado a atravesar la peor crisis de su historia, en apenas siete años.

Lo llamativo es el cinismo de Lerche, expresado en su extensa carta publicada en el portal Notife.com, donde hace un análisis del fútbol argentino erigiéndose a sí mismo en una suerte de reencarnación de José Amalfitani. Una pequeña muestra: en ese texto Lerche recomienda entre otras medidas "límites a la incorporación de nuevos jugadores". Se trata de una propuesta loable, pero que puesta a consideración por un dirigente que trajo a Santa Fe 87 refuerzos y 11 técnicos en siete años, suena a burla.

Notas relacionadas:

El bolsillo, la víscera más sensible de Germán Lerche

Para un colonista, nada mejor que un correligionario

#GestiónLerche: Radiografía

La lujosa camioneta de Colón "para los árbitros"