Viernes 23 de junio de 2017 - 5:41 PM

Un avance en el marco de una gran lucha

avionsoja

Por José Testoni y Andrés Cerelli*

Nuestra Central integra junto a decenas de organizaciones la Multisectorial “Paren de Fumigarnos” que reclama desde hace años un cambio en la legislación sobre regulación en el uso de agroquímicos. Concretamente solicitamos la modificación de la Ley 11273 para que las fumigaciones aéreas se prohíban, como así también la creación de “zonas de resguardo”, es decir, zonas libres de agrotóxicos alrededor de pueblos y humedales -800 metros- y de Escuelas Rurales -1000 metros-. También proponemos para esas zonas de resguardo la promoción de políticas de agricultura familiar.

En el marco de esta lucha se conoce ahora la resolución N° 269 mediante la cual el gobierno de la Provincia de Santa Fe prohíbe la aplicación del uso de agroquímicos en los espacios verdes urbanos, a instancias del Comité Interministerial de Salud Ambiental -creado a partir del reclamo de los grupos de afectados por las fumigaciones en todo el territorio provincial-.

En su artículo 1° resuelve “Solicitar a las Autoridades de las Comunas y Municipios de la Provincia de Santa Fe, la promoción de las acciones pertinentes a fin de que se observe el estricto cumplimiento de la prohibición de uso de agroquímicos como modo de control de la vegetación en espacios verdes urbanos sean éstos públicos como privados, con el alcance terminológico dado en los considerandos de la presente”. Ante esta noticia no ocultamos nuestra satisfacción porque creemos que implica un cambio cualitativo para los santafesinos residentes en áreas urbanas pero reiteramos a la vez, que nuestra lucha continúa hasta cambiar la ley y lograr también una ruralidad más saludable.

Nuestros compañeros del Centro de Protección a la Naturaleza nos recuerdan que este Comité  ya se había expedido en junio de 2010 prohibiendo el cultivo y fumigaciones de banquinas de rutas nacionales, provinciales y caminos rurales; ahora, y apuntando nuevamente a salvaguardar la salud pública, el Comité considera necesario que se dejen de utilizar agroquímicos en forma masiva, especialmente herbicidas, proponiendo el desmalezamiento mecánico de las áreas verdes urbanas.

En esos considerandos, el Comité reconoce que desde el Ejecutivo no se han extremado los recaudos necesarios para controlar las prácticas que atentan contra la salud humana, el ambiente y la calidad de los alimentos, ni tampoco a la utilización masiva urbana de tóxicos destinados originalmente a la producción agrícola. Asimismo, resulta auspicioso que el Comité considere “...que se debe dar la más amplia acepción al concepto “espacios verdes”, entendiéndose mínimamente comprensivo de: plazas, parques, bordes de caminos, de vías, de canales, cunetas, cementerios, entre otros lugares públicos y ámbito privados en general, tanto residenciales como no residenciales”, lo que englobaría áreas que hoy se encuentran en una zona gris bajo la actual ley.

Por lo tanto, finalizamos reiterando el bienestar que decisiones de esta clase llevarán a la población en orden a mejorar la salud y la calidad de vida de los ciudadanos pero debemos analizarla en el marco de nuestra lucha que es más amplia: “Por una nueva ley de agroquímicos y por una ruralidad más saludable”

*Secretario General de la CTA Santa Fe, y Secretario de Prensa CTA Santa Fe, respectivamente.