Viernes 23 de junio de 2017 - 9:01 PM

Prófugo, pero con sueldo

5 Candioti

Pese a que tenía pedido de captura y que figuraba como prófugo en la página de la Interpol, Alberto Candioti siguió cobrando como empleado de OSPAT. Allí fue contratado cuando ya se investigaba su vinculación con la dictadura y esa relación no se modificó cuando se comprobó que había sido agente del Batallón 601. Tampoco cuando la justicia pidió su indagatoria por crímenes de lesa humanidad.

Por Nicolás Lovaisa

Alberto Julio Candioti no sólo tuvo una cobertura que le permitió escapar durante 436 días de la justicia hasta que fue detenido en el coqueto barrio Pocitos, en Montevideo, Uruguay. También tuvo un apoyo económico en los primeros meses de su vida de prófugo, cuando la justicia federal pidió su captura por su participación en crímenes de lesa humanidad en la ciudad de La Plata.

El 6 de marzo de 2012, el juez Marcelo Corazza lo imputó por "privación ilegítima de la libertad y torturas" cometidos en la Brigada de Investigaciones de San Justo, provincia de Buenos Aires, dentro de lo que se conoció como el "Circuito Camps". Candioti no se presentó a declarar, por lo que se emitió un pedido de captura internacional contra él y apareció como prófugo en la página de la Interpol.

Sin embargo, esos primeros meses escapando de la justicia no parecen haber sido demasiado incómodos para el ex dirigente de Colón y asesor de confianza de Julio Humberto Grondona: en el mes de marzo y abril percibió su salario completo como empleado de OSPAT, la Obra Social de la Unión de Trabajadores del Turf y Afines que tiene como presidente a Carlos Felice, quien además se desempeña como Secretario General de la Unión de Trabajadores del Turf y Afines. Candioti , que también cobró parte de su salario en el mes de mayo de 2012, también se presentaba como asesor legal de UTTA.

Pasando en limpio: pese a que la justicia argentina lo buscaba como prófugo por haber cometido crímenes de lesa humanidad en la última dictadura militar, desde OSPAT se le abonó su sueldo (cercano a los 20 mil pesos) por los servicios prestados en marzo, abril y parte de mayo. ¿Candioti habrá ido a trabajar pese a su condición de prófugo, o se le abonaron sus salarios sin necesidad de que cumpla una función? Si esos salarios se abonaron ¿cómo fue a cobrarlos, si se estaba ocultando para no ser capturado?

Candioti cobró salario como funcionario del RENAPER hasta fines de 2007, cuando comenzó a trabajar para OSPAT. Siguió haciéndolo, pese a que en enero de 2010, tras la desclasificación de los documentos del Batallón 601, se comprobó lo que en Santa Fe siempre había sido un rumor: que había integrado el organismo de inteligencia más importante de la última dictadura militar.

Por distintas notas periodísticas que aún pueden verse en la web, representó a UTTA en varios lugares del país, incluso en Mar del Plata, donde se mostró trabajando de manera activa para reactivar el hipódromo de esa ciudad. 

La última aparición pública de Candioti, antes de su pedido de captura, había sido el sábado 11 de febrero de 2012, en el Hipódromo de San Isidro, donde asistió para ver el Gran Premio Miguel Alfredo Martínez de Hoz. En la competencia se impuso Bogeyman, caballo del stud Keyser Soze, propiedad de Carlos Felice. Ese día, Candioti recibió el premio en nombre del stud vencedor.

Un mes después, llegó su orden de arresto. Igual, cobró su alto salario como empleado de OSPAT, tanto en ese mes como en el siguiente, y parte del mes de mayo. Seguramente ese dinero le sirvió para ir planificando su escape hacia Montevideo, donde estuvo escondido durante nueve meses, hasta hace apenas algunas semanas, cuando fue detenido por la Interpol.

Más allá de su participación en el circuito represivo de La Plata, Candioti también es investigado por el secuestro y la desaparición del conscripto Roberto Daniel Suárez, quien hacía el servicio militar bajo sus órdenes, en Santo Tomé.

Notas relacionadas:

Pidieron la extradición de Alberto Julio Candioti

Candioti: 436 días prófugo que terminaron en Uruguay

Arrestaron en Uruguay al represor Alberto Julio Candioti

Su aparición en los archivos del Batallón 601

"Candioti fue uno de los que secuestró y asesinó a mi viejo"

Las huellas de Candioti en La Plata

Su intento de ingresar al Consejo de la Magistratura

El secuestro de Roberto Suárez