Sábado 25 de marzo de 2017 - 2:04 AM

Reforma constitucional: Bonfatti reunirá a la oposición en febrero

bonfatti-antonio-prensa

El gobernador santafesino convocará a los partidos políticos para buscar consenso y así cambiar la Carta Magna. Habló de posibles sucesores en la Casa Gris; y descartó su postulación a la reelección.

El gobernador Antonio Bonfatti reveló que en febrero convocará a los partidos políticos con representación legislativa en la provincia para encarar un potencial proceso de reforma constitucional. A la vez, el titular de la Casa Gris reiteró que no se presentará a la reelección aunque en el futuro la Carta Magna se lo permita. Bonfatti aseguró que “no hay candidatos naturales” en el socialismo para 2015, aunque ubicó entre los posibles a Miguel Lifschitz y Rubén Galassi.

“En febrero vamos a convocar a los partidos políticos con representación parlamentaria. La idea de reformar la Constitución sigue vigente porque la realidad no cambió. Vamos superando instancias anteriores en cuanto a los derechos que deberían ser introducidos. Podemos tener una Constitución que se adapte a la de 1994, a los pactos internacionales, darle autonomía a los municipios, lograr que el Consejo de la Magistratura tenga rango constitucional”, explicitó el mandatario.

El gobernador tenía previsto convocar a los partidos durante la penúltima semana de diciembre pero el estallido de la crisis con la policía y los problemas energéticos de los últimos días lo hicieron posponer las reuniones. “Si hay acuerdo entre todos, vamos para adelante; si no hay acuerdo no habrá Constitución nueva. Pero a todos los santafesinos nos vendría bien la reforma”, declaró Bonfatti.

“Convocaremos a las universidades, a los constitucionalistas, a las fuerzas vivas. Nadie quiere imponer un proyecto”, adelantó el gobernador. Cuando se le mencionaron críticas de la oposición que refieren que la reforma constitucional “no es importante” en el orden de prioridades, el titular del Ejecutivo santafesino tomó posición: “La posibilidad de lograr la autonomía de los grandes municipios es un tema clave, como también lo es la transparencia para la elección de los jueces, ya no por vía de un decreto. Llevar el mandato de presidentes comunales a 4 años sería saludable. Y debería haber una reelección para todos los cargos, esa sería una buena manera para evitar que siempre los mismos se eternicen”.

En esa línea de razonamiento, el gobernador expresó que las reformas no son inocuas. “A los que dicen que hay otras cosas más importantes, les digo que un gobernador debe abordar todo en su complejidad. Al mismo tiempo que teníamos el conflicto policial firmábamos acuerdos con 70 comunas para tener gas y, al mismo tiempo, lanzamos la agencia de ciencia y tecnología. El gobierno no para y tiene que pensar todo”, razonó.

Bonfatti no dijo sentirse molesto por la ausencia de chances para ser reelecto en el 2015 al frente de la Gobernación y consideró “saludable” la periodicidad al frente de la gestión. “Si hay una reforma que permite la reelección del gobernador, voy a respetar la Constitución por la que juré. No voy a ser candidato a gobernador otra vez”, despejó.

Pensando en el 2015
Según trascendió de fuentes cercanas a la Legislatura, en una reunión secreta al menos un senador le sugirió que si se modificaba la Carta Magna debería contemplar la idea de presentarse. Ante eso, Bonfatti se plantó: “No, de ninguna manera. Juré por una Constitución. Es imposible, yo no violo la Constitución”.

El 2014 comenzará a esbozar posicionamientos de cara a los comicios de 2015, claves porque se definirá la continuidad del Frente Progresista en el poder. En este punto, el gobernador dijo que la situación “amerita una discusión hacia adentro” de la coalición y del PS para buscar acuerdos. “Si no hay consenso o acuerdos iremos a primarias, para eso está la ley”, sorprende.

“No existen candidatos naturales. Por suerte podemos presentar varios candidatos. Lo decidiremos en su momento. Pasan muchas cosas en dos años, hay que esperar”, respondió ante una consulta sobre Lifschitz y su condición de “postulante natural”.

En ese momento, apareció otra pregunta: “¿Galassi puede ser su candidato a gobernador?”. Bonfatti no lo rechazó pero extendió esa posibilidad a otros dirigentes. “Hay muchos que pueden ser candidatos. Pueden serlo Galassi, Lifschitz, puede haber otro. Yo siempre propongo llegar a consensos importantes porque las internas dejan heridas, pero bueno, si no se llega a acordar están las primarias”, amplió el concepto.

A la hora de responder una pregunta de su visión sobre la marcha de la gestión en Rosario y los conflictos con el Concejo Municipal, el mandatario socialista pidió: “Como gobernador no me haga hablar del municipio, no es correcto”, aunque luego señaló que a la gestión de Mónica Fein la veía “muy bien”.

Bonfatti calificó de “excelente” su relación con Hermes Binner, previno que en 2015 hará lo que el Partido Socialista decida y, aunque no rechazó una futura postulación a senador nacional, insistió en señalar: “Tengo 42 años de militancia, donde mi partido crea que deba estar, ahí estaré”.

Fuente: Uno Santa Fe.