Miércoles 26 de abril de 2017 - 11:58 AM

Candioti: 436 días prófugo que terminaron en Uruguay

AlbertoCandiotiDETENIDO

Llevaba prófugo más de un año. Lo acusan por crímenes de lesa humanidad en La Plata. En Santa Fe se lo investiga por el secuestro de Roberto Suárez. Fue agente del 601 y se recicló en el fútbol: vice de Colón y asesor de Grondona. Fue funcionario del Renaper y asesor de OSPAT. Lo detuvieron ayer en Montevideo.

 

Por Nicolás Lovaisa

Los días de impunidad para Alberto Julio Candioti empezaron a llegar a su fin ayer por la mañana, en el coqueto barrio Pocitos de Montevideo, Uruguay. Fueron 436 días prófugo de la justicia desde que el juez Marcelo Corazza pidió su captura por crímenes de lesa humanidad cometidos en La Plata, en el Circuito Camps. Los cargos: privación ilegítima de la libertad y torturas cometidos en la Brigada de Investigaciones de San Justo, provincia de Buenos Aires. De la causa, además, se desprende otro dato: allí se desempeñó como Jefe de la Sección Comando y Servicio del Destacamento de Inteligencia 101, con sede en la ciudad de La Plata, desde el 9 de enero de 1978 hasta el 7 de abril de 1979.

Candioti comenzó a esquivar la justicia el 13 de marzo de 2012, pero empezó a tejer su impunidad mucho antes: luego de ser agente de inteligencia del Batallón 601 y retirarse como militar, con la llegada de la democracia decidió reciclarse a través del deporte en general y el fútbol en particular. Siempre estuvo ligado al turf y fue un hombre importante para la Asociación Santafesina de Básquet que condujo su hermano, Raúl Mario, ex juez santafesino, quien falleció hace años en un accidente de tránsito.

Pero su mayor participación la tuvo en el fútbol: se asoció Colón el 14 de agosto de 1976. Luego fue representante del club ante la Asociación del Fútbol Argentino y, ya en la década del 90', vicepresidente primero durante la gestión de José Vignatti. Más tarde, se distanció de él y lo enfrentó en las elecciones del año 2002, que finalmente perdió. Luego, fue candidato a vicepresidente tercero por la lista "Futuro Sabalero", conducida por Gustavo Abraham, en el año 2006.

Fue, durante muchos años, hombre de absoluta confianza de Julio Humberto Grondona, donde ocupó varios cargos: el último fue en 2008, como asesor adscripto de la presidencia, según figura en la Memoria y Balance de la entidad de calle Viamonte.

Durante el menemismo llegó a estar a cargo de la Dirección Técnica Jurídica del Registro Nacional de las Personas. En los primeros días del gobierno de la Alianza, ante las renuncias del Director y Subdirector de ese organismo, quedó como responsable del RENAPER, según figura en la resolución 24/99, firmada por el entonces Ministro del Interior, Federico Storani, publicada en el Boletín Oficial 29.305 del 31 de diciembre de 1999.

El año pasado, intentó ingresar al Consejo de la Magistratura: semanas antes de que se pida su captura, figuraba como en la "Lista Definitiva de Abogados para la integración del Jurado de Enjuiciamiento de la Nación a partir del 01/03/2012", como integrante del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, destacando que "cumple requisitos" para participar del sorteo en el cual, finalmente, no tuvo suerte. Su último trabajo conocido fue como asesor de letrado de la Unión de Trabajadores del Turf y Afines y de la obra social OSPAT.

La última aparición pública de Candioti había sido el sábado 11 de febrero de 2012, en el Hipódromo de San Isidro, donde asistió para ver el Gran Premio Miguel Alfredo Martínez de Hoz. En la competencia se impuso Bogeyman, caballo del stud Keyser Soze, propiedad de Carlos Felice, Secretario General de la Unión de Trabajadores del Turf y Afines (UTTA) y presidente de su Obra Social (OSPAT). Ese día, Candioti recibió el premio en nombre del stud vencedor.

Según trascendió en los medios uruguayos, la detención ocurrió ayer por la mañana, tras un seguimiento de más de siete meses. Tenía un nombre falso y en su casa del elegante barrio Pocitos solía recibir la visita de su esposa, que también pasaba varios días a la semana en la casa que ambos compartían en barrio Belgrano, en Buenos Aires, antes del pedido de captura. Candioti fue apresado por la Interpol, donde figuraba como prófugo desde hace más de un año.

Notas relacionadas:

"Candioti fue uno de los que secuestró y asesinó a mi viejo"

El secuestro de Roberto Suárez

Su aparición en los archivos del Batallón 601

Su intento de ingresar al Consejo de la Magistratura

Las huellas de Candioti en La Plata

Arrestaron en Uruguay al represor Alberto Julio Candioti

Buscado por Interpol

El escuadrón perdido