Viernes 28 de abril de 2017 - 2:31 AM

Otros siete policías fueron detenidos por los saqueos en Tucumán

SaqueosCordoba2

La Justicia provincial ordenó la detención de otros siete policías que serán trasladados a los tribunales para declarar ante los fiscales que investigan los saqueos cometidos la semana pasada en Tucumán.

A los detenidos se les imputa el delito de presunta "autoría mediata" de una serie de delitos cometidos durante la ola de ataques a comercios y viviendas mientras la fuerza de seguridad no prestaba funciones por un reclamo salarial.

Con estas detenciones, ya son 14 los policías detenidos, mientras que otros dos se encuentran prófugos.

Las detenciones fueron confirmadas hoy a Télam por el secretario de Información Publica, Marcelo Dinitis.

La figura de "autoría mediata" con la que se acusa a los policías determina que alguien colabora o instiga con su accionar para que se cometan determinados delitos como robos, lesiones y hasta homicidios.

La sospecha de los investigadores es que, a sabiendas de que se podrían producir determinados hechos dolosos, los imputados, con su accionar, habrían colaborado e instigado para que aquellos finalmente sucedan.

Mientras los policías permanecían auto acuartalados en reclamo de mejoras salariales, bandas se dedicaron a saquear comercios, supermercados, distribuidoras y hasta casas de familia, lo que hizo que los vecinos se armaran y levantaran barricadas en las calles para protegerse de los ataques.

El gobierno provincial, a través del fiscal de Estado Jorge Posse Ponessa, presentó en los Tribunales penales una denuncia por sedición contra policías, debido a la modalidad de protesta que adoptaron.

A partir de ese momento, los fiscales Diego López Avila y Adriana Giannoni comenzaron a trabajar para identificar a los saqueadores y determinar la responsabilidad de los policías en esos ataques.

"La Policía tiene que entender que jamás debe abandonar a la sociedad a su suerte", sostuvo Paul Hofer, secretario de Seguridad Ciudadana, luego de las detenciones.

"Lo que ocurrió generó una herida profunda entre la sociedad y la fuerza policial y reconstruir ese vínculo llevará mucho tiempo", sostuvo el funcionario.

Hofer expresó que "me da mucha bronca que todo lo que se hizo durante años se haya tirado a la basura en unas horas".

Por su parte, el gobernador José Alperovich envió a la Legislatura provincial un proyecto de ayuda financiera para los comerciantes que sufrieron los ataques durante las dos jornadas de violencia vividas la semana pasada.

El proyecto establece la entrega de subsidios y créditos con tasas especiales, según el volumen de los daños sufridos por los comercios, además de excepciones impositivas.

Alperovich sostuvo que "lo que pasó fue terrible y la gente tiene derecho a estar molesta, pero con toda sinceridad les digo que desde el Gobierno hicimos todo lo posible para que esto no sucediera".

Consultado sobra las versiones que indican la posibilidad de nuevos saqueos en los días previos a Navidad, Alperovich afirmó que "estamos trabajando con la Policía mañana, tarde y noche para tomar los recaudos necesarios".

"Hace cinco días que no duermo", admitió el mandatario, quien en ronda de prensa señaló que "esperemos que eso no vuelva a suceder".