Sábado 25 de marzo de 2017 - 1:58 AM

Sigue sin ganar

LucianoVellaUnionTucuman

Unión empató como local ante Atlético Tucumán, que terminó el encuentro con nueve jugadores, y llegó a los seis partidos sin victorias. Tras un primer tiempo en el que el Rojiblanco fue superior, el Decano se puso en ventaja con un cabezazo de Acosta. Empató Magnín y después el Tate no tuvo ideas para ganarlo. El partido estuvo 17 minutos detenidos por incidentes protagonizados por la barra.

 

Unión necesitaba ganar para volver a acercarse a los puestos de ascenso y dejar atrás la racha de cinco partidos sin victorias. Pero pese a que mostró una mejor imagen respecto a los últimos encuentros, sólo le alcanzó para empatar como local ante Atlético Tucumán, que terminó el partido con nueve jugadores en cancha.

 

En el primer tiempo el dueño de casa recuperó la presión en campo rival, que había estado ausente en los últimos encuentros, y eso le permitió jugar siempre lejos de su arco. De hecho, salvo por un error de Nicolás Bertocchi, quien dejó corto un pase atrás y obligó a Daniel Islas a salir del área para despejar, Atlético no tuvo situaciones de gol en esa etapa.

El problema fue que el Tate tampoco las tuvo: el equipo volvió a estar impreciso y otra vez fue inentendible la presencia de Diego Jara en cancha, que apenas rebotó un par de pelotas para sus compañeros, y nada más. Las veces en las que tomó contacto con el balón el concordiense volvió a dejar en claro que está físicamente un escalón debajo de sus adversarios. Las únicas situaciones claras del local fueron a través de dos tiros libres ejecutados por Brahian Alemán, que exigieron a Cristian Luchetti.

En el complemento todo seguía igual: para buscar el partido Facundo Sava había decidido el ingreso de Franco Faría en lugar de Bertocchi, pero antes de que se produjera la variante llegó el tanto tucumano. Un pelotazo frontal, de más de 40 metros, terminó en un cabezazo al gol de Guillermo Acosta, que le ganó en velocidad a Luciano Vella.

Ahí fue el momento de la barrabrava: interrumpieron el partido durante más de 15 minutos entonando cánticos contra los jugadores pero, llamativamente, no contra la dirigencia que lidera Luis Spahn. El resto del estado reprobó la actitud de "La Bomba".

En la reanudación, llegó el empate: tras un centro al área y un mal remate de Vella, Pablo Magnín dibujó una pirueta en el aire y clavó un golazo para la igualdad. Faltaban 17 minutos para el final, pero sin embargo, y pese a jugar durante los 8 minutos finales con dos hombres más, Unión no tuvo una sola situación de gol como para lograr la victoria.