Viernes 28 de abril de 2017 - 2:37 AM

Unión no logra salir

MauroMaidanayGomezUnion2013

En Mendoza, perdió 2 a 0 ante Independiente Rivadavia, llegó a los 7 partidos sin ganar y dejó una imagen preocupante: tras un primer tiempo aceptable, en el complemento llegaron los goles del local y las expulsiones de la visita. Danilo Gerlo y Pablo Magnín dejaron al equiop con 9 jugadores. "Cuando las cosas no salen hay que cambiar, no queda otra", afirmó Facundo Sava tras el encuentro.

Lo único aceptable que dejó la visita de Unión a Mendoza fue el aceptable debut de Matías Castro en el arco, en reemplazo de Daniel Islas. El resto, para el olvido: la obsesión de Facundo Sava por un esquema y una idea que no le dan resultados. El nivel bajísimo de algunos jugadores y la decisión del entrenador de dejar entre los 11 a futbolistas que están muy lejos de un nivel aceptable, como Diego Jara. Y lo peor, la patada de Danilo Gerlo y el codazo de Pablo Magnín que dejaron al equipo con 9 jugadores.

En el primer tiempo el rendimiento del Rojiblanco fue aceptable: no sufrió en defensa, salvo por una doble tapada de Castro, tras un remate de media distancia, un rebote y una nueva intervención para evitar el 0-1. Unión intentó ganar el medio, lo logró por momentos, pero cuando no lo hizo al equipo no lo lastimaron. Arriba, lo único, como siempre, fue la movilidad de Sebastián Palacios.

En el complemento, todo se definió en pocos minutos: al minuto de juego Diego Tonetto, zurdo, recibió la pelota por derecha. Se sabía que iba a encarar hacia adentro, para perfilar su pierna. Aún así, lo hizo sin dificultad, y metió el centro para la cabeza de Martín Gómez, que le ganó a todos con un buen anticipo.

Un par de minutos después, Diego González Vega recibió la pelota sólo en la medialuna, en medio de los centrales, y cara a cara con Castro la picó con calidad para el segundo.

El 2 a 0 era casi imposible de remontar, y la actitud de algunos jugadores quitó el "casi": Danilo Gerlo pegó una patada de atrás, a 70 metros de su arco, y vio la roja. Al rato, Pablo Magnín, que había ingresado 12 minutos antes, pegó un codazo y también fue expulsado. Ahí terminó el partido: Unión ya no podía, mientras que Independiente se dedicó a hacer correr la pelota. En ese contexto difícil, Sava decidió el debut de un pibe: Juan Martín Capurro.

Tras el partido, el entrenador despejó dudas sobre su continuidad y afirmó: "No soy de los que creen que hay que morir con la mía, si esto no funciona hay que cambiarlo". "Nos jugaremos todo ante Huracán, desde el primer minuto", agregó.

Pensando en el partido ante Huracán, Facundo Sava dijo que "tenemos que trabajar para tratar de corregir los errores".