Martes 21 de febrero de 2017 - 2:23 PM

Por cada peso que debe pagar, Unión tiene 18 centavos de recurso

LuisSpahn4

Según se desprende del balance, entre junio de 2013 y junio de 2014 el club debe pagar 44.471.730 pesos. En el mismo período la institución prevé contar con 8.193.457 pesos. En la Asamblea, en la que se aprobó la Memoria y el Balance, Spahn admitió que la barra recibe entradas y dinero de parte de la dirigencia.

 

 

Por Nicolás Lovaisa

En el balance que se aprobó ayer en la Asamblea de Socios, la institución Rojiblanca fijó el pasivo corriente (las deudas que se deben pagar en un plazo igual o inferior a un año) en 44.471.730 pesos, mientras que el activo corriente (aquel que es susceptible de convertirse en dinero en efectivo en un periodo inferior a un año) es de 8.193.457.

Es decir que, entre junio de 2013 y junio de 2014, hay una diferencia negativa de 36.278.273 pesos entre lo que se debe pagar y lo que se recaudará. Pasando en limpio: por cada peso que Unión debe pagar en ese período, cuenta con 18 centavos como recurso, por lo que la entidad deberá buscar recursos extraordinarios (no nuevos préstamos) que, como se sabe, son muy difíciles de conseguir.

Esa cifra, teniendo en cuenta que la cuota de socio pleno hoy está 115 pesos, equivale a 315.463 cuotas, por lo que se necesitarían 26.288 nuevos socios que paguen la cuota puntualmente durante un año en el club (si se hace la cobranza a través de terceros aún más, por la comisión). Otra alternativa sería la venta de jugadores: si Juan Ignacio Cavallaro fue vendido en una cifra cercana a los 5 millone de pesos, la dirigencia debería vender, en la "B" Nacional, a siete futbolistas por ese monto. Otro ejemplo: el pasivo corriente equivale a 11 años del ingreso de publicidad y concesiones, según el propio balance.

El pasivo de club trepó a los 54 millones de pesos, el triple del que fue aprobado en 2009 (18 millones de pesos) antes del inicio de la gestión Spahn, y que contó con el brazo en alto del propio Spahn a la hora del voto.

Otro detalle a tener en cuenta, y que será reflejado con un extenso informe en la próxima edición de la Revista Posta, es que el plantel que perdió la categoría costó 9 millones de pesos más que el que había logrado 50 puntos y fue desmembrado, lo que echa por tierra la supuesta austeridad con la que se conformó ese equipo que apenas obtuvo 24 puntos en una temporada.